Comunicadores del Sur

www.comunicadoresdelsur.com.ar

 

 

Quemarán la basura en CABA: 12 mil familias quedarán sin trabajo

11.5.2018

Por Federico Paterno

La idea del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires de basura cero está encaminada con una consecuencia que no tuvieron en cuenta, hay 12 mil puestos de trabajo relacionados al reciclaje que quedarán directamente afectados por esta medida de la incineración de la basura. El oficialismo con la ayuda de parte de la oposición, 36 votos a favor y 22 en contra, aprobó la vuelta de la quema de basura. Algunas de las preguntas que debemos hacernos sin excepción: ¿Dónde serán colocados las plantas incineradoras? ¿Qué resguardos tendrán esas familias que estarán inhalando ese humo día tras día por años? ¿Quién se hará cargo de las familias que quedaran sin posibilidad de tener un ingreso económico? ANCAP entrevistó a Jaqueline Flores, dirigente del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE) y de la CTEP, para poder profundizar el tema.

 

Juan Grabois,referente del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE-CTEP) advirtió días atrás: “Es una barbaridad recurrir a soluciones mágicas como el ‘quemo todo’. Esto genera un impacto ambiental directo que envía a la atmósfera dioxinas cancerígenas. A su vez, genera un impacto social directo al desincentivar las políticas de reciclado”.

La modificación de esta ley de Basura Cero implica que las nuevos objetivos de reducción de los residuos sean de un 50 % para el 2021, un 65 % para el 2025 y de un 80% para el 2030.

La ONG Greenpace sacó un comunicado marcando su postura ante esta noticia: “El gobierno que conduce Horacio Rodríguez Larreta quiere modificar la ley de Basura Cero que prohíbe la incineración y promueve el reciclaje. Al quemar basura se emiten partículas tóxicas y cancerígenas al aire, cuyo grave estado actual genera 3 millones de muertes anuales, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), además de importantes impactos ambientales. La inacción del gobierno de la Ciudad para cumplir la ley de Basura Cero durante los últimos once años no puede justificar la llegada a la Argentina de una tecnología que enferma y contamina”.

El Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE) surge, según indica su portal web, “como herramienta de los cartoneros para enfrentar al régimen mafioso (político, policial y empresarial) que se había enquistado sobre nosotros para llenarse los bolsillos sobre la base de la corrupción, la coima y la sobreexplotación. Lo que hicimos fue denunciar a las comisarías que nos cobraban coimas, enfrentar a los funcionarios que tenían como única política para el sector la represión y el negocio espurio, y escrachar a las papeleras que abusaban de nuestras necesidades y compraban los materiales reciclables a un valor muy inferior al real”. Un detalle importante al momento de contar los objetivos que tiene las cooperativas de cartoneros, cartoneras y recicladores de la Ciudad de Buenos Aires son:

-Aumentar el volumen de reciclado con inversión en infraestructura y logística – Alcanzar un ingreso promedio igual al salario mínimo – Uniformes y condiciones de seguridad para los cartoneros – Abrir guarderías para eliminar el trabajo infantil.

La dirigente cartonera profundizó sobre lo serio del conflicto que se aproxima ante la decisión que se tomó en la Legislatura Porteña.

-¿Qué ocurrió en la legislatura porteña con el tema Basura Cero y como impacta esto en los trabajadores de la economía popular?

-Fue algo complicado y grotesco para la sociedad, nosotros nos enteramos en una mesa de seguimiento que hay en la legislatura de seguimiento de la “Ley Basura Cero” que depende del ministerio de ambiente y espacio público, vino un responsable de este ministerio y la realidad es que vienen con la propuesta ya cerrada de modificar 4 puntos de la ley basura cero que resguarda nuestro derecho al servicio de la provincia de Bs As. Porque te digo esto? Porque hace muchos años, hombres y mujeres comenzamos un trabajo a través de la basura y pudimos en el 2005 dar la discusión en la ciudad de Buenos Aires y en la legislatura donde terminamos permitiendo votar y votar una ley basura cero que no termina siendo no solo amplia sino que era lo que nos merecíamos como ciudad. Eso implica que las cooperativas cartoneras íbamos a recibir nuestro reconocimiento y darnos todo lo que necesitáramos para que ese servicio se llevara a cabo. Eso significa centros verdes, espacios grandes para juntar el material, los camiones para la logística, el uniforme de los compañeros, los guantes, todo lo que nosotros necesitamos como seguridad para llevar adelante. Año a año veníamos denunciando esto, que no se le daba el peso real a la ley basura cero veníamos viendo y anunciando que a la DGR se la desguazaba, que es la dirección de reciclados dentro del ministerio. Esta ley nos permite a las cooperativas otra mesa de seguimiento en la cual vienen funcionarios y se discute todo lo que tiene que ver con ella. Hace un mes a esta parte participamos las cooperativas de este lugar y viene alguien, que no siempre fue la misma persona, a notificar que tenían esa idea. Y la verdad es que vienen con una confirmación, digamos, por eso pedimos explicación. Fue la primera vez que no se demoró el gobierno de la ciudad que nosotros estábamos pidiendo de nuestro sector y nos mandan en el mail de todas las cooperativas, la respuesta en inglés. Esto pasó un jueves, al martes fuimos a la mesa y preguntamos donde iban a poner la planta de incineración, cuanto iba a costar, si habían hecho el plan ambiental del suelo y fue una negativa, una falta de respeto, el funcionario estaba callado, no daba explicaciones, estábamos nosotros, las cooperativas de cartoneros, ONGs, Greenpeace, estaba la ciudadanía que entienden el tema y defienden la calidad de vida dentro de la ciudad de Buenos Aires, y así grotescamente empiezan a impulsar la votación en la legislatura que es lo que paso el jueves. Una de las cosas que estamos reclamando y denunciando es que ante semejante medida no acotaron la instancia de todo el reciclado porque nosotros en total somos 12 cooperativas que todos no tenemos los centros verdes, todos no tenemos a los compañeros dentro del sistema, todos no tenemos camiones en condiciones, o sea, nos tiran la preocupación y la culpa de no haber llevado adelante como corresponde el reciclado y no tenemos las herramientas, no somos empresas privadas. Entonces vienen con esas cuestiones que la ley basura cero para el 2020 no llegamos a la meta, pero nadie hace un mea culpa y evidentemente nadie lo va a hacer porque este es el camino que transitaron desde que la ley basura cero se votó. Nos mostraron como un slogan y los intereses van para otro lado.

 

-¿Las plantas incineradora la idea es ubicarlas en los barrios más pobres?

No tenemos la confirmación exacta, pero se está hablando que la primera planta que van a poner es en Lugano. Y una vez mas no lo vemos a Larreta dar explicaciones a la ciudadanía de porque se votó que se vuelva a incinerar la basura. No solamente se mete con nuestro sector, porque a nadie le va a dar gana de separar en origen si va todo a quemarse sino también, si fuera como ellos dicen que quemar no es tan nocivo y generar basura que es quemar basura, ahora lo quieren llamar termo valorización, ¿por qué no lo hacen en Recoleta o en Puerto Madero? Y después que las fuentes de trabajo que se pierden en nuestro sector no son seis mil nada más. Somos seis mil que estamos dentro del sistema y nos lo hemos ganado y no se lo debemos a nadie, seis mil que están afuera del sistema, en total doce mil. Y dentro de todo el circuito del reciclado somos veinte mil puestos de trabajo. ¿Si se va a invertir tanta plata en hacer una sola planta, plata que ciudad no la tiene, por qué se utiliza ese dinero para acortar las instancias del reciclado? Porque después nos dan la explicación de lo que pasa en otros países afuera. También está esta cuestión que un cartonero o cartonera le puede decir todo bien lo que pasa en Europa pero allá por ejemplo pensaron que era una medida mágica, sin embargo se están dando cuenta que no porque ya no le están pasando subsidio del Estado porque es verdad que es cancerígena. Y después no tenemos la cultura que tiene ellos porque por ejemplo en Noruega por lo que sabemos y estuvimos averiguando el 25% de dispersión final se incinera, el 75% restante está reciclado, hay otra cultura que es la que nosotros estamos exigiendo.

 

-¿Hay alguna mesa de negociación o se terminó con esa decisión? ¿Qué hay de ahora en más, como se sigue?

-Dialogo no hay, mienten si dicen eso, lo que hemos hecho nosotros desde el MTE, de la federación de cartoneros, carreros y recicladores de la republica Argentinas haber ido despacho por despacho a contarles nuestra postura, del porque es nocivo para la ciudadanía y que representa la perdida de nuestra fuente de trabajo pero del otro lado nos encontramos con una postura tomada ya. Dialogo no hubo, de hecho el martes previo al jueves de la votación, estuvimos en la legislatura en una conferencia de prensa denunciando que llegó a nuestras mano documentación oficial de la ciudad de Buenos Aires, donde Larreta utiliza las pautas oficiales para comprar voluntades, que no se hable en contra de la incineración porque sabe lo peligroso que es. Nosotros estamos pensando fuertemente judicializar

 

-¿Hay alguna medida de movilización por estos días, o solo están evaluando ir por lo judicial?

-Estamos manejando las dos cuestiones, somos una federación y nos manejamos en asambleas. Estamos discutiendo eso y estamos viendo las medidas legales para accionarla porque se van a perder muchos puestos de trabajo y la realidad es que nada bueno de todo esto va a salir y es mentira que somos los violentos, nosotros somos trabajadores de la economía popular, la calle no la vamos a dejar y sabemos que es la única manera de hacernos visibles y estamos intentando por todos los medios tratando de dar una discusión pública con el jefe de gobierno y no se anima.

Pacientes y trabajadores del Marie Curie abrazan al hospital para rechazar el traslado al predio del Muñiz

10.5.2018

 

“Nuestros pacientes están inmunodeprimidos. Están más propensos a contagiarse cualquier cosa. Si los juntan con pacientes infecciosos, van a perjudicar su salud”, advirtió una de las trabajadoras del área de radioterapia del hospital oncológico, uno de los cuatro que el Gobierno planea cerrar para integrar en un único edificio.

Semanas atrás se conoció que el jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, planea retomar un plan fallido de su antecesor y actual presidente, Mauricio Macri: unir cinco hospitales en el predio del Muñiz, cerrando las instalaciones del Udaondo, Ferrer, Marie Curie y el Instituto de Rehabilitación Psicofísica. La noticia encendió la alarma en las comunidades de los distintos hospitales. En el instituto oncológico Marie Curie, por caso, trabajadores y pacientes abrazaron al hospital  para rechazar el traslado.

UniCABA, Secundaria del Futuro y reforma laboral

10.5.2018

Leo García

La marcha por la educación reclamó el retiro del proyecto que crea la UniCABA y cierra los 29 institutos de formación docente. En estas líneas te contamos cómo es este proyecto y su relación con la reforma “Secundaria del Futuro” y las pasantías de la reforma laboral.

Mientras caía el sol porteño, una columna de más de 7 cuadras de estudiantes y docentes al grito de “no sea indiferente” pedía por la golpeada educación pública. Encabezada por los estudiantes terciarios reclamaba el retiro del proyecto de creación de una universidad de formación docente (UniCABA) que determinará el cierre de 29 institutos. Una nutrida columna de estudiantes secundarios unía al reclamo su rechazo a la “Secundaria del futuro”. Los rectores de los institutos de formación docente (CESGE), los estudiantes universitarios (FUBA) y los gremios docentes (UTE y Ademys) fueron parte de la marcha por la educación que llevó estos reclamos hasta la Legislatura porteña.

El fuerte rechazo que genera el cierre de los 29 institutos de formación docente es compartido por la amplia mayoría de la comunidad educativa y especialistas en educación. Resulta que estos institutos tienen una larga trayectoria de formación docente, algunos de ellos de más de cien años, y cada uno tiene su propia especificidad (arte, educación física, traductores, educación especial, etc.). Por lo cual, cerrarlos implicaría un duro golpe para la formación docente tan cuestionada por el propio gobierno.

El objetivo principal del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires es realizar un ajuste más en la educación. Pretende concentrar todas las materias comunes de los distintos profesorados y así recortar presupuesto, ahorrando en salarios docentes y en infraestructura. Lo cual muestra un completo desconocimiento sobre la docencia al pretender enseñar pedagogía, didáctica, psicología, entre otras materias, sin tener en cuenta la especificidad del área de formación. Claro que no sorprende de un gobierno que no esconde su desprecio por la educación pública y que se encuentra “asesorado” por fundaciones, de las cuales participan funcionarios de este mismo gobierno, que pretenden hacer un gran negocio vendiendo sus plataformas digitales educativas que empobrecen y uniformalizan la enseñanza.

Tras este proyecto se encuentra el mismísimo Banco Mundial quien en su documento Excellent Teachers delinea el trazo grueso de las políticas educativas vinculadas a la formación docente en la región y que para tal fin pone a disposición, de aquellos que se adapten a su proyecto, millones de dólares en materia de inversión.

El legislador Sergio Abrevaya del GEN metió en el debate una tercera posición que plantea la posibilidad de la continuidad de los institutos de formación docente junto a la creación de la nueva Universidad. Un planteo polémico teniendo en cuenta que el verdadero objetivo es un ajuste, que muestra un gran desconocimiento del tema y, si bien queda lindo, no se entiende en que mejoraría la formación docente. A nadie se le ocurrió aún preguntarle a los docentes.

A la vez, y a modo de “celebración” de la centenaria Reforma Universitaria, el Proyecto de ley de la UniCABA entre sus artículos establece que el rector primeramente será designado por el mismo Gobierno y luego podrá ser elegido por la comunidad educativa pero este podrá ser intervenido si no fuese de agrado del ejecutivo porteño, terminando con la autonomía con la que contaban los viejos institutos.

La enorme columna de secundarios en la movilización de ayer no es casual. Enmarcada en el “Plan Maestro”, la UniCABA es parte de las reformas educativas que el macrismo viene impulsando. Su par fundamental es la “Secundaria 2030”, denominada en la ciudad porteña como “Secundaria del Futuro”. En ese proyecto, ya aplicado en varias escuelas, el rol docente pasa de ser un formador a un simple acompañante y mediador de los alumnos con las nuevas tecnologías. A la vez que introduce la figura del “facilitador” dentro de la educación, una categoría precarizadora y fuera de convenio.

Si hablamos de la relación entre la la UniCABA y la Secundario del Futuro, terminamos hablando de reforma laboral. Esta en uno de sus puntos pretende establecer pasantías no remuneradas de hasta 30 hs semanales que coordinadamente con las instituciones educativas reformadas introduzcan estudiantes en las empresas a trabajar, sin ningún proyecto formativo ni objetivo pedagógico claro, simplemente con el fin de reducir el costo laboral para las empresas. Y bueno que más se podía esperar de un gobierno de CEOs.

Masiva marcha en el centro porteño contra el cierre de los profesorados

9.5.2018

Este miércoles más de diez mil estudiantes terciarios, secundarios y universitarios junto a docentes marcharon por las calles de la Ciudad para decirle una vez más “no a la UniCABA”.

Este miércoles, luego del corte en la 9 de Julio del martes 24 de abril y la manifestación en la Feria del Libro donde lograron romper el cerco mediático, más de diez mil estudiantes terciarios, secundarios y universitarios, junto a sus docentes y las familias de la comunidad educativa, salieron a las calles para decirle “no al cierre de los profesorados y por el retiro ya de la UniCABA”.

Los rectores organizados en el Cesge dieron su discurso, donde plantearon su oposición a cualquier proyecto alternativo que no fuera discutido democráticamente.

Llegaron a la Legislatura porteña, donde montaron un escenario para leer un documento y que hablaran algunos oradores, acompañados también de legisladores como Patricio del Corro del PTS-Frente de Izquierda.

Allí ratificaron el pedido de retiro ya del proyecto de la UniCABA, que implica el cierre de los 29 profesorados que hay en la Ciudad, contra los dichos de Eduardo López (secretario general de UTE) que dejaba entrever la coexistencia de esta universidad junto a los 29 profesorados.

Rechazaron también la posibilidad de aportar elementos o modificaciones al proyecto de ley, una posibilidad mencionada por la corriente Patria Grande.

Es importante destacar que los secundarios decidieron posponer su marcha de la semana pasada para sumarse y unificar la lucha del movimiento estudiantil en defensa de la educación pública.

Es innegable que el movimiento sigue creciendo, sumando bronca contra el Gobierno por los tarifazos, la devaluación y la vuelta al FMI que prepara un nuevo ajuste.

En ese sentido, fueron muchos los que se pronunciaron por la necesidad de haber hecho confluir esta movilización junto a los trabajadores y demás organizaciones que se manifestaron frente al Congreso de la Nación.

El camino de la movilización se inicio en el Ministerio de Educación de la Nación, pasando por las calles Rodríguez Peña, Corrientes, Presidente Sáenz Peña y terminaron con un acto en la Legislatura.

Ahora se preparan para seguir con sus medidas de lucha, donde incluyen la participación en el plenario de delegados del sindicato docente UTE este viernes a las 17 horas y el martes 15 con un gran festival también en la puerta de la Legislatura.

Informe: Federico, estudiante terciario del Normal 5

Contra la Ley de incineración: “La Ciudad será cartonera o no será”

8.5.2018

Por Vivian Palmbaum

El jueves último se aprobó la Ley de Incineración en la legislatura porteña, un peligro no sólo para la salud sino que atenta contra el trabajo digno y otros derechos conquistados. Entrevista a Jacquelina Flores del Movimiento de Trabajadores Excluidos.

El jueves 3 de mayo se aprobó la Ley de Incineración en la C.A.B.A., que modifica la Ley de Basura Cero. En medio de fuertes críticas y protestas de todo el arco opositor y organizaciones medio ambientales, se revelaron en la legislatura documentos que mostrarían sobornos mediáticos con los fondos de la pauta oficial, para facilitar la instalación en la opinión pública. Mientras tanto miles de familias están en vilo y se ocultan los detalles de la nueva ley.

Con 36 votos a favor y 22 en contra, se aprobó en la legislatura porteña el proyecto que impulsaba el Ejecutivo que permite la incineración de residuos. Esta ley habilita la instalación de plantas mal llamadas de “termovalorización”, en lugar de incineración, que dicen transformar la basura en energía eléctrica. Sin embargo, poco y nada se sabe de los detalles de su puesta en marcha.

En una entrevista[i] con Jacquelina Flores, referente del Movimiento de Trabajadores Excluidos y de la Federación de Cartoneros, e integrante de la mesa de CTEP Capital, se abordó las complejidades de la problemática, que va mucho más allá del peligro para el medio ambiente.

“El Movimiento de Trabajadores Excluidos (y excluidas) nace de la crisis del 2001”, historizó la referente y afirmó: “Romper bolsas para crearse un trabajo digno, porque venimos de la cultura del trabajo y no teníamos nada”, en un contexto donde además estaba la Ley Cacciatore de la época de la dictadura donde “nos llevaban presos por romper la bolsa de basura” afirmó Jacquelina y agregó: “en ese contexto tan adverso, donde no había nada y además éramos criminalizados, es que comienzan a darse un trabajo precario de subsistencia”.

El Movimiento de Trabajadores Excluidos nació en ese contexto, excluidos de cualquier sistema laboral.

 

Ley de Basura Cero

 

El gobierno de la CABA en el año 2007 reglamentaba la Ley de Basura Cero que fuera aprobada en enero de 2006, bajo la gestión del mismo signo político actual. Esa ley estaba orientada a la eliminación progresiva de los rellenos sanitarios, con el control de los residuos sólidos urbanos.

El gobierno quedaba comprometido a través de una Ley a la adopción de medidas dirigidas a la reducción de residuos, la recuperación y el reciclado y a la disminución de la toxicidad de la basura mientras de alguna manera obligaba a la asunción de la responsabilidad de los fabricantes sobre sus productos. Esa ley se cumplió a medias, aun teniendo metas que comprometían la disminución y el tratamiento de los residuos.

En el marco de esa ley las y los trabajadores cartoneros a través de su lucha consiguieron ser reconocidos como recicladores urbanos y constituyeron cooperativas de reciclado y gestión de los residuos. Los mismos no sólo participaban en la última parte de la recolección sino que también son quienes concientizaban a la población sobre la separación diferenciada.

También las y los cartoneros discutieron en la legislatura el derecho a vivir mejor. Así lo explicó Flores: “Cuando nos dimos cuenta cual era el valor real del trabajo que habíamos generado nos empezó a preocupar el destino de la ciudad y llevamos nuestro saber a la legislatura para discutir junto a la ciudadanía el derecho a vivir mejor, pero nos han intentado hacer creer que valemos menos que la basura”.

 

Basura sí, Incinerar No

 

Hacia fines de marzo pasado, el gobierno porteño presentó el proyecto para reformar la ley de basura cero que avala el plan oficial para cambiar el sistema de disposición final de residuos del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), que incluye la incineración o termo valorización y fija nuevos plazos para terminar con el enterramiento de reciclables.

Según los planes oficiales, en el AMBA se instalarían al menos tres incineradores, uno de ellos en la zona sur del distrito. De los demás se desconoce su ubicación.

Al respecto Flores relató la situación: “A partir de la ley de Basura Cero se constituye una mesa de seguimiento en donde participan las y los trabajadores cartoneros, que se reúne regularmente. Hace un mes en la mesa de seguimiento, vienen impulsando fuertemente la ley de incineración y las cooperativas le pedimos un informe sobre esa ley y su implementación y casualmente nunca fueron tan cumplidores, porque la reunión de la mesa terminó a las seis de la tarde y a las doce de la noche nos llega un mail con la respuesta, pero la información nos llega en inglés y ahí se entiende un poco más la cuestión de clase en juego”.

“Una planta de incineración,  que se le llama termo valorización,  es cancerígena. La primera planta que pretenden instalar va a ser en Lugano: si es tan bueno y no le va a hacer mal a nadie, ¿por qué no la instalan en Puerto Madero o en Olivos? Es decir que donde vivimos los que menos tenemos además nos van a instalar una planta de incineración”.

 

Algo más que pérdida de puestos de trabajo

 

La referente del MTE además explicó las implicaciones de lo que está en peligro de perderse con la Ley de Incineración, junto a los puestos de trabajo e ingreso genuino para las y los trabajadores cartoneros. “Lo que está en juego no sólo son más de 20.000 puestos de trabajo. Nuestra base tiene que ver con nuestro trabajo y hace muchos años que nos hemos hecho cargo de una gestión de un estado que no está ausente, sino que mira para otro lado, resguardando otros intereses. Nosotros nos ocupamos de la niñez y con la ley de Basura Cero exigimos al estado guarderías para nuestras niñas y niños, porque en este trabajo la gran mayoría somos mujeres jefas de hogar. Al mismo tiempo también nos hacemos cargo de las violencias de nuestras mujeres y resguardamos la vida de nuestros pibes y pibas y combatimos el flagelo de la droga. Y porque no vamos a sostener ninguna pobreza impuesta, creamos el primer bachillerato cartonero”.

“Venimos sabiendo que Macri y Larreta vienen construyendo una Ciudad para pocos, pero nosotros no estamos dispuestos a perder ni el trabajo ni la calidad de vida”.

El negocio de la familia Macri desde la época de la dictadura estuvo ligado a la basura con la empresa Manliba, concesionaria del servicio de recolección de residuos que ayudó a incrementar el patrimonio del grupo. En tiempos en que Macri aspiraba a la primera jefatura del Gobierno de la Ciudad expresaba sin pudor que los “cartoneros se robaban la basura”. Así puede entenderse que la gestión de los residuos implica la disputa de poderosos intereses económicos. No sabemos si hoy esta iniciativa que acaba de ser aprobada en el ámbito porteño no será un nuevo ensayo para luego ser replicado a nivel nacional.

“La ciudad será cartonera o no será”, es el lema de las y los trabajadores del Movimiento de Trabajadores y Trabajadoras Excluidos que prometen no abandonar las calles para seguir peleando por el derecho, no solo al trabajo digno, sino por mucho más, junto a las y los habitantes de la ciudad para cuidar la vida.

 

[i]Realizada en el programa “Troyanos del sistema”. Lunes 18 hs. por FM La Tribu

Esta página ha sido visitada
veces