Comunicadores del Sur

www.comunicadoresdelsur.com.ar

 

Indignante: denuncian que Nación y Ciudad descontarán el día a las mujeres que paren

8.3.2019

La Secretaría de Modernización macrista así se lo hizo saber a la mujeres que participasen de la marcha del 8M. Les avisaron a través de un email. Otro episodio más que desnuda la doble vara del relato de Cambiemos.

El gobierno nacional anunció a través de un email emitido por el director de Recursos Humanos de la Secretaría de Gobierno de Modernización, Martín Lía, que las trabajadoras que adhieran al paro sufrirán un descuento en su salario.

El funcionario dijo: “Ratificamos que corresponderá el descuento de haberes del día o las horas no trabajadas a todos aquellos que en el marco de esta medida no presten servicio”.

El comunicado se completa con que “se reitera que el derecho constitucional de huelga implica la no aplicación de sanciones en tanto se realice cumpliendo sus recaudos legales, pero ello no obsta a la percepción de haberes por los días no trabajados”.

Desde ATE denunciaron que algo similar sucedió entre las trabajadoras de la Ciudad. La diputada nacional del Movimiento Evita, Lucila De Ponti denunció públicamente a través de las redes el contenido del mail.

“Acá el Gobierno Nacional les comunica a las mujeres que paren el #8M que se les va a descontar el día. Coherencia anti-derechos”, denunció De Ponti.

 

Las mujeres son más afectadas que los hombres por el aumento de alquileres

7.3.2019

Así lo destaca un relevamiento de la Defensoría del Pueblo de la Ciudad. De las últimas 600 consultas que recibió el organismo por imposibilidad de inquilinos de afrontar el costo de sus alquileres, el 68% fueron realizadas por mujeres.

Además de una jornada de lucha y concientización, el 8M sirve también para conocer estudios e informes que dan cuenta de la desigualdad entre la mujer y el hombre en distintas facetas de la vida cotidiana. Una de ellas, clave, es la del alquiler: según un relevamiento de la Defensoría del Pueblo de la Ciudad, las mujeres son las más afectadas por el aumento de los valores locativos. Ellas duplican la cantidad de consultas realizadas en el organismo en lo se refiere a la dificultad para sostener el pago del alquiler.

De las últimas 600 consultas formuladas por personas locatarias en el Programa de Atención a Inquilinos de la Defensoría del Pueblo, el 66% fueron iniciadas por mujeres y sólo el 34% por hombres. A su vez, son ellas las que más dificultades tienen para sostener el pago del alquiler: abrieron el 68% de los trámites vinculados con ese tema, más del doble que los hombres.

El tema más recurrente es la recisión anticipada de contratos, justamente por resultarles imposible sostener el pago del alquiler. “Lo que está claro es que la mujer tiene menos plata para gastar en el alquiler que el hombre. Y eso explica, entre otras cosas que, de diez trámites iniciados por dificultades para pagar el alquiler, siete son abiertos por mujeres. La desigualdad económica, de ingresos salariales, sin duda impacta de manera directa en las mujeres que alquilan”, declaró el coordinador del Programa de Atención a Inquilinos, Fernando Muñoz. Muchas de ellas, además, son madres solteras o separadas, que deben afrontar solas tanto los gastos de crianza como el costo del alquiler.

Pero la mayor dificultad que tienen las mujeres para sostener los pagos mensuales no se constata únicamente en la cantidad de trámites que inician, sino también en cómo se componen las consultas que formulan, en comparación con las que formulan los varones: cuatro de cada diez inquilinos tienen dificultades para pagar el alquiler, pero esa cifra es mayor en las mujeres: 41,3 contra 37%.

Otro aspecto relevante que surge del relevamiento de datos es que las mujeres sufren mayor abuso por parte de las inmobiliarias, si bien el organismo aclara que “los reclamos iniciados contra corredores inmobiliarios se redujeron notablemente tras la sanción de la Ley 5.859 (para que la comisión la pague el dueño) en agosto de 2017. Antes de esa fecha, el cobro de comisiones y los sobreprecios en gastos administrativos eran temas principales de reclamo ante este organismo”. Una vez aprobada la ley, las consultas por ese tema fueron disminuyendo progresivamente.

“Sin embargo, si analizamos quiénes inician reclamos contra inmobiliarias, detectamos que el 84% son mujeres –agrega el informe–. Si el 5,5 % de los trámites iniciados son por problemas con el intermediario, en las mujeres ese porcentaje asciende al 7,1 %y en los hombres desciende a 2,58%.

Muñoz agrega que “el mercado inmobiliario es mucho más agresivo con la mujer que con el hombre. La mujer inquilina es más perjudicada al momento de firmar el contrato de alquiler. Comisiones indebidas, o gastos administrativos, así como la amenaza de no devolver la seña, son más habituales frente a la mujer que alquila vivienda”.

Dos años de impunidad

6.3.2019

Este 4 de marzo se cumplió el segundo aniversario del asesinato de Damián Corvalán. El joven de 25 años fue asesinado por el Policía de la Ciudad, Marco Antonio Gaitán, en el parador 2 de la costa de Punta Lara.

Damián Ezequiel Corvalán vivía con su esposa en el barrio cercano al Palacio Piria de Punta Lara. Había tenido un accidente donde se había lastimado la escápula, por lo que andaba con una férula que le inmovilizaba el brazo izquierdo.

El 4 de marzo de 2017 por la mañana había salido en moto y fue asesinado de un disparo en el pecho. Quien apretó el gatillo de la pistola Beretta Storm 9 mm fue el Policía de la Ciudad Marco Antonio Gaitán, quien estaba dentro de un auto con una mujer frente a la costa del río.
El policía estaba sentado en al asiento de acompañante y cuando Damián se acercó a la ventanilla Gaitán le disparó a través del vidrio del vehículo y sobre la cara de la conductora. Hay dos testigos en la causa que se acercaron al cuerpo sin vida de Damián y fueron increpados por Gaitán quien les dijo: "váyanse de acá, que ustedes no tienen nada que ver, ya lo hice boleta".
Obviamente el agente recurrió al argumento del intento de robo y de la legítima defensa. En su declaración ante la fiscal Betina Lacki, Gaitán, ex infante de Marina, integrante de la Policía Metropolitana, actual Policía de la Ciudad, justificó su accionar argumentando que Corvalán lo había apuntado con un arma para robarlo. Aunque resulta difícil que la víctima haya podido manejar la moto y empuñar un arma con una sola mano, la fiscal pidió el sobreseimiento de Gaitán y lo dejó en libertad.
Sin embargo, por pedido de la familia de Damián constituida como particular damnificado, en diciembre pasado la causa fue elevada al Tribunal Oral Criminal 2 presidido por el juez Claudio Bernard. La acusación a Gaitán es por homicidio calificado por su condición de policía.
Desde el Colectivo contra el Gatillo Fácil advirtieron que por una desprolijidad del Juzgado de Garantías que instruyó el expediente, la defensa de Gaitán tuvo la posibilidad de darse por mal notificados, por lo que aún no está asegurada la realización del juicio oral.

Gracias a Larreta y Acuña, una escuela “empezó las clases” infestada de ratas

6.3.2019

Se trata del colegio Rosario Vera Peñaloza, ubicado en Almagro, donde asisten 900 alumnos de jardín y primaria y más de mil adultos a los cursos nocturnos.

"Infestado de ratas", así define la comunidad educativa de la escuela ubicada en Pringles 1165 el estado del establecimiento. Los padres denunciaron que la empresa concesionaria dejó las trampas en diciembre, y las vino a retirar recién el 20 de febrero.

"Estaba lleno de ratas muertas que quedaron así todo el verano", señalaron. Este mediodía realizarán un ruidazo y volanteada en la puerta de la escuela.

 

Tercerizaciones en las escuelas porteñas

 

En todas las escuelas de la Ciudad de Buenos Aires, la limpieza y desinfección están tercerizadas.

La empresa MIG se encarga del mantenimiento, y a su vez contrata a otra empresa para las desratizaciones, las cuales fueron presupuestadas para que se realicen una cada primer viernes del mes.

También la cocina y el salón donde comen los alumnos están tercerizados a otra firma (Si-Al), que se encarga de la desratización en esa zona.

 

Las ratas en las aulas

 

En muchas escuelas porteñas se han encontrado ratas en varias oportunidades, pero este verano en el Peñaloza se agravó, cuando comenzaron tareas de remoción de tierra en el predio lindero del Automóvil Club Argentino (ACA), abandonado hace 18 años tras un derrumbe que causó dos muertes.

"El año pasado ganamos el proyecto para instalar ahí en ese predio una plaza para el barrio, pero por cuestiones de jurisdicciones y negocios se echó atrás. Después, ante la presión de los vecinos, el ACA empezó a construir de nuevo las oficinas que pararon en 2001. A raíz de eso se nos vinieron todas las ratas a la escuela. La solución hasta ahora es paliativa: dejo trampa, me llevo rata muerta. Es todo lo que se está haciendo", denunció Fabia García Panelli, presidenta de la cooperadora.

Las empresas que deben ocuparse de la desratización están usando una forma bastante "innovadora" para combatir la plaga, colocan cajas con pegamento, con chizitos en el medio. Parece un chiste, pero no lo es.

Según explicaron no pueden usar otros métodos más efectivos, por la presencia de los alumnos. Pero lo cierto es que recién estas últimas dos semanas comenzaron con la desratización y durante todo el verano la escuela se llenó de ratas.

El Estado lamentables en el que se encuentran las escuelas públicas porteñas es responsabilidad absoluta de el Estado de la Ciudad de Buenos Aires, en manos de Horacio Rodríguez Larreta, y su ministra de Salud, Soledad Acuña.

Desde la cooperadora afirmaron que "el comienzo del ciclo lectivo es inminente y no queremos que arranquen las clases en estas condiciones, incluso mueren ratas en el piso, no en las trampas, así que estimamos que están comiendo cebos por fuera de la escuela; hay caca y pis de ratas por todo el establecimiento, así que lo que ellas defecaron puede contener veneno o generar enfermedades. Lo que pedimos es que el Ministerio se haga cargo".

Crece la desigualdad en la Ciudad y aumenta la indigencia entre los menores de 15 años

1.3.2019

Por Viviana Mariño

Un informe de la UBA revela que entre 2015 y 2018 se duplicó la pobreza en el distrito más rico del país. Se acentuaron las diferencias por ingresos entre el norte y sur de la CABA.

Es el distrito más rico del país, el territorio que cimentó la carrera política de Mauricio Macri y el bastión electoral del PRO, la fuerza que lo administra desde hace once años. Sin embargo, la Ciudad de Buenos Aires también es una ventana clave para observar el progresivo aumento de la desigualdad registrado en los últimos tres años en la Argentina. En el período 2015-2018 –con Macri en la Presidencia y Horacio Rodríguez Larreta al frente del gobierno porteño– la pobreza extrema en la Capital Federal casi se duplicó y golpeó a los niños y adolescentes: más de 1 cada 10 menores de 15 años que habitan en la Ciudad son indigentes. Los datos forman parte de una minuciosa radiografía sobre la evolución de los indicadores económico-sociales en el distrito metropolitano elaborada por el Centro de Estudios de Ciudad (CEC) de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires (UBA) a la que Tiempo tuvo acceso exclusivo.

La investigación da cuenta de la evolución de la pobreza por ingresos en la Ciudad. En 2015, el 10 por ciento más rico de los habitantes porteños tenía un ingreso que multiplicaba en 17 veces el del 10 por ciento más pobre. Tres años después, en 2018, esa brecha se amplió a 25 veces.

El informe también confirma el sostenido contraste entre las zonas norte y sur de la Ciudad. El aumento de la indigencia entre 2015 y 2018 fue mayor en las comunas 4 (Nueva Pompeya, Parque Patricios, Barracas y La Boca), 8 (Villa Lugano, Villa Soldati y Villa Riachuelo) y 9 (Liniers, Mataderos y Parque Avellaneda). Como contracara, el ingreso creció más en la zona de mayor nivel de recursos delimitada por las comunas 2 (Recoleta), 13 (Núñez, Belgrano y Colegiales) y 14 (Palermo).

El trabajo “Pobreza extrema y desigualdad en la Ciudad de Buenos Aires (2015-2018)” toma como base estadística la Encuesta Trimestral de Ocupación e Ingresos (ETOI) de la Dirección General de Estadística y Censos del gobierno de la Ciudad y realiza aportes en la extensión del período de análisis, el abordaje de las dimensiones adicionales de la pobreza absoluta, la indigencia por zona y edad y los indicadores de pobreza relativa.

Para indagar en la desigualdad entre los diferentes estratos sociales, el estudio utiliza la evolución del coeficiente de Gini, la herramienta que permite estimar la distribución de recursos económicos en una sociedad. Esa variable también se cruza con el indicador del Ingreso por Adulto Equivalente (IPAE) que estima los ingresos de un grupo familiar de una forma más completa y heterogénea que el Ingreso per cápita por Hogar que utiliza el Indec  y, en cambio, cuantifica las diferencias por edad y género. “El objetivo era realizar un balance entre 2015 y 2018, pero haciendo foco en los indicadores que señalan qué tan lejos están los sectores más postergados de salir de esa situación. Ya no alcanza con revelar cuántos ciudadanos están de un lado y cuántos del otro”, le explicó a Tiempo el economista Agustín Mario, autor del informe.

 

¿Primero los niños?

 

La indigencia en la Ciudad se incrementó 3,2 puntos porcentuales en el período analizado. En 2015, los indigentes se encontraban en promedio un 36,4% debajo de la línea de indigencia, mientras que, en 2018, esa distancia se incrementó al 43,1 por ciento. “Decimos que aumentó la ‘intensidad’ porque los indigentes hoy están más lejos de dejar de serlo”, explicó Mario.

Además, la indigencia registró un mayor aumento (3,6 puntos porcentuales) en la zona sur de la Ciudad e involucró a uno de los sectores más vulnerables: el grupo etario de 0 a 14 años fue el que más incrementó su tasa de pobreza extrema desde 2015, con un aumento de 5,1 puntos porcentuales.

La investigación señala que el índice de Gini se incrementó un 4,3 por ciento y que la brecha entre los deciles extremos del IPAE aumentó en casi un 36 por ciento.

El incremento del IPAE promedio fue mayor para los sectores de mejores ingresos. El reverso de ese dato indica que el 10% de la población con menor IPAE fue el grupo más desfavorecido en los últimos tres años: sus ingresos crecieron apenas un tercio del promedio. Así, mientras el 40% más pobre vio crecer sus ingresos por debajo del promedio, el 60% restante de la población atravesó la secuencia contraria.

Aunque los resultados del cruce estadístico propuesto por el CEC señalan que la política  económica impactó de lleno en los sectores más postergados y profundizó la desigualdad, el informe también advierte que la situación empeoró para todos los sectores. “El cuadro es alarmante porque empeoran los que peor estaban, pero, además, porque ningún decil le gana a la inflación. El empobrecimiento es general, se achica la torta de la economía y hay menos ingresos para todos”, concluyó Mario. «

Esta página ha sido visitada
veces