Comunicadores del Sur

www.comunicadoresdelsur.com.ar

 

Fuego en un taller clandestino: a 11 años del incendio que causó 6 muertes y sigue impune

9.7.2017

En marzo de 2006, un incendio se llevó las vidas de 5 chicos y de una mujer embarazada. Con extrema lentitud, la Justicia investiga a los dueños de las marcas que contrataban al taller textil. Una crónica para no olvidar lo ocurrido. 

Por Gabriel Blanco

 

Son las seis de la mañana. En una hora Luis será uno más de la manada de costureros que estarán frente a sus máquinas de coser Typical, sentados en las sillas negras de metal con respaldo de barritas verticales y almohadones blandos sin mucho relleno. Quién sabe, tal vez hoy tenga suerte y le toque alguna de las sillas de madera oscura con tapizado vertical rayado de color blanco y verde. Esas son más cómodas y se trabaja mejor porque el almohadón tiene resortes y el relleno es mucho mejor que el de las metálicas.

El reloj marca las dos de la tarde. La melodía disonante de agujas que suben y bajan a gran velocidad haciendo girar como una calesita de barrio al rollo de hilo ya es insoportable, al igual que el calor que emanan los motores de las máquinas que no se detienen. Ellos, los costureros, se acostumbraron a soportar. No les queda otra, es como dice Sara: “La situación está fea, primero éramos tres familias nomás, después fue llegando más y más gente, muchos se enferman, un niño casi se electrocuta… nos queremos ir pero no nos pagan entonces no tenemos adónde”

A ojo, la planta baja del galpón tiene doscientos cincuenta metros cuadrados. De las setenta y seis personas que aquí viven, veinticuatro son menores. La mayoría de los costureros son de Cantón Cohana – un pueblo muy pobre de Bolivia - y no tienen documento. El sol hace malabares para penetrar los huecos de cemento de no más de cuarenta centímetros de alto por cuarenta centímetros de largo que están en el frente del taller, por encima de la puerta de entrada con reja y de los portones laterales. Por esto los tubos de iluminación en el techo son dobles.

El entrepiso es de madera. Las habitaciones de tres metros de largo por dos cincuenta de ancho están separadas por paredes levantadas con madera, tela y cartón prensado. Los colchones son finitos, están en el piso, y se comparten. El sonido de la televisión y los tres ventiladores enchufados a una precaria conexión eléctrica se mezclan con las risas de los más chiquitos que por orden del capataz Correa “tienen que estar arriba para que no afecten la producción de abajo”.

La alarma del despertador suena un rato antes que los subtes comiencen su recorrido. De a poco Luis Rodríguez va abriendo los ojos. Sigue cansado. La última tanda de pantalones la terminó de coser hace tres horas. A su derecha Sara, su compañera en la vida, le regala una sonrisa mientras se despereza. Luis se acerca al colchón en el que duermen sus hijos Harry y Kevin. Apoya en el piso su rodilla izquierda con mucho cuidado para no despertarlos, mientras todo el peso de su cuerpo reclinado descansa en la derecha. Los besa en la frente. Bosteza una vez más. Se viste y baja las escaleras para lavarse la cara en la única bacha que hay en el taller. Tiene que esperar porque están lavando bastante ropa.

Se levantó con la esperanza que hoy después de cinco meses sin cobrar, los encargados Juan Manuel Correa y Luis Sillerico Condori paguen. Quizás con ese dinero que les deben podrá pensar junto a Sara en qué le regalarán a Harry, su hijo más pequeño, cinco días más tarde cuando le ayuden a soplar la velita para festejar su cuarto cumpleaños junto con Kevin, su hermano mayor.

En la planta baja, colgado en la pared color arena, a la derecha del almanaque Bolivia 2006 de la Fábrica de Hilos La Bobina, por encima de algunas anotaciones hechas con tiza blanca, Jesús en su última cena, dentro de un reloj, desde lo alto, los observara trabajar mientras la televisión que nunca se apaga impide que se duerman mientras producen en máquinas de coser puestas en fila como si fuesen pupitres de colegio. Jesús los va a mirar pero no les dará una mano. El sol sale aunque nadie pueda verlo aquí.

Cerca de las cinco de la tarde el cable de la televisión del entrepiso en el que Harry y Kevin duermen se sobrecalienta. El cortocircuito tiene un parto rápido y da a luz una pequeña chispa que en segundos se convierte en una gran llama. El fuego busca saciar su apetito devorando en pocos segundos paredes de cartón, telas, colchones, juguetes, ropa, zapatillas, medias, almohadas y todo lo que se le cruza por el camino. El piso de madera parece arena de playa en verano. El ardor en los pies es inevitable. Así debe sentirse caminar sobre la lava.

En la planta baja Luis está por empezar a costurar bolsillos. Algo huele mal.

¡Auxilio, auxilio que arriba todo se está quemando! -grita Flora, la cocinera del  taller-.

Comienza la estampida hacia la pequeña puerta de entrada cuando Luis pierde de vista a su esposa en una mixtura de gritos y llantos.

Respira la explotación en forma de humo. Tiene miedo. Se sube a la mesa de una máquina para ver si hay matafuegos. Ve uno. Inhala bien fuerte. Atraviesa el campo minado de pantalones sin terminar. Toma el extintor. Trata de usarlo pero no tiene espuma, está lleno de algo que parece tierra. Tiene miedo. Se refriega los ojos con las manos. Logra ver como su esposa corre con Kevin hacía la salida. Desesperado trata de subir al infierno. No puede. Las llamas son como las de un soplete gigante. El cielo cruje.

Luis logró escapar antes que los restos del entrepiso cedieran. Está desorientado. Sara y Kevin están a salvo, pero ¿dónde está Harry? Luis se acerca a dos policías.

Por favor tienen que ayudarme… mi hijito está en el taller.

Uno de los dos lo mira, levanta su brazo y le marca. 

Andá con él que es tu cónsul, Álvaro Gonzales Quint, él tiene que darte respuestas, pregúntale a él. 

Acelera el paso. Se pone al lado del hombre señalado. En vano intenta llamar su atención. Quint habla por teléfono mientras lo esquiva como torero en una corrida. Luis no se rinde. Vuelve a intentar. De nuevo el diplomático logra evitarlo. Luis ya no sabe qué hacer. Se tira al piso y envolviendo con sus brazos una de las piernas del cónsul le ruega.

Por favor señor Álvaro usted es mi cónsul… necesito respuestas… ¿han rescatado a mi hijo?

Quint frunce el ceño disparando dardos de desprecio contra el hombre que de rodillas suplica. Lo mira. Respira profundo y escupe nafta en forma de palabras.

¡Qué querés! ¡Querés plata! ¡Querés trabajo! ¡Qué querés!

Luis se pone de pie. Su cara empieza a transformarse. La tensión fuerza al máximo los músculos de su rostro. Sus pequeños ojos se abren como flores. Sus dientes están al borde de quebrarse por la bronca. Siente como la sangre se acumula en su puño derecho casi exigiéndole a gritos que golpee la mandíbula de Quint hasta escuchar cómo se fractura. Míra directo a los ojos a quien debería darle una respuesta. Recapacita. Ese ser no vale la pena. La íra se va cuando lo empuja contra la pared. Él también se va, pero a buscar a su hijo.

Luis no lo sabe pero Correa al enterase del incendio no llamó a los bomberos, sino a los dueños del taller: “Se está incendiando la fábrica”

Los medios de comunicación informarán que en el incendio de Luis Viale murieron calcinados al no poder escapar del taller: Harry Rodríguez de tres años, Elías Carbajal Quispe de diez años, Rodrigo Quispe Carbajal de cuatro años, Wilfredo Quispe Mendoza de quince años, Luis Quispe de cuatro años y la joven embarazada Juana Vilca Quispe de veinticinco años.

Con una tristeza imposible de describir y la voz llena de pena Luis recuerda aquel 30 de marzo de 2006: “mi niño ha entrado en un sueño en el que nunca pudo levantarse”

Acerca de la propuesta de “pasantías educativas” del programa “Elegí Enseñar”

7.7.2017

El Ministerio de Educación porteño sigue sin recibir a las y los docentes que reclamamos por nuestros salarios desde hace más de 100 días. A la par, se pretenden adoptar iniciativas como la del programa “Elegí Enseñar”, del cual la docencia se anoticia por medios publicitarios. Un nuevo intento de precarizar el trabajo, la formación docente y la enseñanza de nuestros pibes y pibas.

En una nueva muestra de desprecio por la escuela pública, el Ministerio de Educación porteño anuncia por las redes sociales y plataformas web el programa “Elegí Enseñar”. Según la propia página web del Ministerio, el programa consiste en “despertar la vocación docente” de alumnos y alumnas de escuela media y del nivel terciario mediante “prácticas” en espacios educativos no formales y/o escuelas públicas de Jornada Extendida (JE). Al ya precario mecanismo de JE que pretende ampliar la carga horaria de cursada de miles de alumnos, pero sin garantizar las condiciones edilicias, presupuestarias ni la estabilidad y acceso por concurso de los y las docentes, se le añade un temerario experimento educativo donde alumnos de 16 años en adelante podrán realizar una suerte de pasantías para formarse como “líderes educativos” y tener a su cargo a otros menores.

Los aspirantes a “líderes educativos” se instruirán durante solo 4 meses: de manera presencial (un 25% de la cursada) y virtual (el 75% restante), un esquema que carece del menor rigor para preparar a quienes estarán, nada menos, que teniendo a su cargo a niñas, niños y adolescentes. Esta cuestionable y precaria formación a distancia promete “un certificado de Líder Educativo que les permite (a los que lo obtengan) participar en los programas del Ministerio de Educación” (ver http://www.buenosaires.gob.ar/educacion/elegiensenar).

Además de ofrecer un ingreso exiguo, que según el propio Ministerio rondará los $4.000, es decir, bastante menos que la canasta de indigencia, el programa “Elegí Enseñar” refuerza todos los estereotipos sociales acerca de la educación: solo basta la “voluntad” y la “vocación”; no así la solidez de la formación, de la cual carece por completo esta propuesta. Así, se promueve que los aspirantes a líderes educativos (término empresarial y no pedagógico), se anoten en el programa ya que “para que un país crezca, es fundamental el desempeño de la docencia” y “porque, desde la docencia, colaboras (sic) con la educación y el desarrollo de una sociedad mejor”. Una retórica que asemeja bastante al discurso del falso voluntariado con el cual la gobernadora Vidal y su ladero, próximamente promovido a Ministro, Alejandro Finocchiaro, pretendían quebrar la huelga docente.

Desde Ademys rechazamos rotundamente este nuevo intento de precarizar la formación de nuestros jóvenes, el ejercicio de la docencia y la educación de los niños y niñas que asisten a la escuela pública y a espacios de educación no formal del Gobierno de la Ciudad. La escuela pública y nuestros pibes y pibas no son objeto de experimentos pseudo educativos.

Basta de precarizar el trabajo, la enseñanza y el aprendizaje.

yle='font-size:12.0pt;font-family:"Times New Roman","serif"; mso-fareast-font-family:"Times New Roman";mso-fareast-language:ES'>El titular de la ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, junto al poder judicial quieren avanzar tanto en la represión misma como en una mayor criminalización de la protesta, incorporando estas figuras legales.

 

Este es el mensaje de su campaña electoral, represión orden en la principal ciudad del país en donde se desarrollan las manifestaciones más importantes contra los despidos, todos los planes de ajuste, por la defensa de las libertades democráticas.

ión de los 4 compañeros
* No a la rebaja salarial

 

*_Cuerpo de delegados de ATE del Hospital Francés Nacionalizado en PAMI_*uerpo. En el hospital, la policía iba y venía. Estaba la Metropolitana, la Federal, Gendarmería. Yo estaba ahí adentro asustada y un camillero del hospital me preguntó si ya me habían hecho las placas y si estaba bien. Cuando le contesté que sí, me dijo: “Bueno flaca andate, porque hay mucha policía y están queriendo engarronar a cualquiera porque hay gendarmes heridos.

 

Inscripción para participar de audiencia pública sobre Shopping Alto Palermo

6.7.2017

Desde el Observatorio del Derecho a la Ciudad invitan a asistir a esta instancia, que se desarrollará el jueves 13 de julio, para repudiar el accionar y las políticas que IRSA promueve en la Ciudad de Buenos Aires.

Los interesados en inscribirse deben mandar un mail a audienciaspublicas@ buenosaires.gob.ar, hasta el viernes 7 de julio inclusive.

Reproducimos la Resolución 229/2016 del APRA que convoca a la audiencia:
EL PRESIDENTE DE LA AGENCIA DE PROTECCIÓN AMBIENTAL RESUELVE

Artículo 1°.- Convócase a Audiencia Pública, (...) para el día jueves 13 de julio de 2017, a partir de las 12:00 horas, en el Centro Cultural Recoleta, sito en calle Junín N° 1930 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Artículo 2°.- El objeto de la Audiencia Pública convocada precedentemente es el análisis de las actividades "Comercio Minorista: Centro de Compras (603321). Playa de Estacionamiento (604080)" que se desarrollará en el establecimiento sito en Arenales 3320/ 24/ 30/ 40/ 50/ 60/ 66/ 70/ 90, Beruti 3328, Av. Coronel Díaz 1944/ 62/ 98/ 2098, Av. Santa Fe 3251/ 53/ 55/ 57/ 59 PB, pisos 1° a 3°, subsuelo 1° a 3° (Distrito de zonificación: C3), a nombre de IRSA PROPIEDADES COMERCIALES S.A., con una superficie total de 70.511,51 m2.

Artículo 5°.- Los participantes deben inscribirse y tomar vista del Expediente Electrónico N° 2016-27645448-MGEYA-APRA en la Dirección General de Descentralización y Desconcentración Comunal dependiente de la Secretaría de Descentralización de la Jefatura de Gabinete de Ministros - sita en Av. De Mayo N°591, piso 3 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (teléfono 4348-8900 interno 1215) - desde el miércoles 14 de junio hasta el viernes 7 de julio de 2017 inclusive, en el horario de 11:00 a 16:00 horas, o vía e-mail: audienciaspublicas@ buenosaires.gob.ar.compañeros puedan corroborar su estado de salud.

 

El titular de la ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, junto al poder judicial quieren avanzar tanto en la represión misma como en una mayor criminalización de la protesta, incorporando estas figuras legales.

Este es el mensaje de su campaña electoral, represión orden en la principal ciudad del país en donde se desarrollan las manifestaciones más importantes contra los despidos, todos los planes de ajuste, por la defensa de las libertades democráticas.

ión de los 4 compañeros
* No a la rebaja salarial

 

*_Cuerpo de delegados de ATE del Hospital Francés Nacionalizado en PAMI_*uerpo. En el hospital, la policía iba y venía. Estaba la Metropolitana, la Federal, Gendarmería. Yo estaba ahí adentro asustada y un camillero del hospital me preguntó si ya me habían hecho las placas y si estaba bien. Cuando le contesté que sí, me dijo: “Bueno flaca andate, porque hay mucha policía y están queriendo engarronar a cualquiera porque hay gendarmes heridos.

 

 

CABA Jueves 6/7 12:30hs: Vacunazo en el Hospital Francés-PAMI por la reapertura de los servicios cerrados

5.7.2017

Comunicado de Prensa:

*VACUNAZO: Protesta en el *Hospital Francés* Nacionalizado en PAMI

El *jueves 06 de julio a las 12.30 hs*, trabajadores y jubilados, realizarán un "VACUNAZO" en el Hospital Francés del PAMI en *La Rioja 951- CABA*, reclamando la reapertura de los servicios cerrados y el cumplimiento de parte de las autoridades, del "trabajo de calidad".

Ante el gigantesco presupuesto del PAMI y la necesidad de camas disponibles en esta época del año, la intervención mantiene más de 100 camas cerradas, por falta de personal en el Hospital Francés de PAMI:
+ 10 camas cerradas en terapia intensiva.
+ 10 camas cerradas en unidad coronaria.
+ 22 camas cerradas en el 2º piso de internación.
+ 60 camas cerradas en la clínica del Cid Campeador (clínica propia del PAMI en CABA.)
Asimismo, hace 18 meses, se redujo la cantidad de trabajadores en la central telefónica de 15 a 6 personas, lo que dificulta mucho sacar un turno telefónicamente en nuestro hospital.

Reiteramos la re apertura de los servicios cerrados, tales como:
# oftalmología
# psiquiatría
# medicina nuclear
# diálisis.
# las 3 farmacias de venta al público.

Sigue cerrada la única clínica propia del PAMI en capital federal "Clínica del Cid campeador" que contaba con 2 quirófanos, 1 terapia intensiva, 10 consultorios y las 60 camas antes mencionadas.

Exigimos la fecha de ingreso real en nuestros recibos y el retroactivo correspondiente

No a la rebaja salarial, reapertura de paritarias (no al 7-7-7)

"NO CUMPLEN CON EL TRABAJO DE CALIDAD QUE PROMETIERON"

Cabe destacar que miles de nuestros adultos mayores siguen eligiendo atenderse en el hospital por la calidez y calidad que brindan sus trabajadores, muchos de los cuales siguen realizando sus tareas en forma precaria (monotributistas) y reclaman a las autoridades que cumplan el compromiso de calidad laboral (pase a planta, reconocimiento de la antigüedad real).

Invitamos a participar del "VACUNAZO" el día jueves 06 de julio a las 12.30 hs.
en la puerta del hospital en La Rioja 951

* Reapertura de los servicios cerrados
* Ingreso de personal
* Pase a planta
* Fecha de ingreso real
* Reinstalación de los 4 compañeros
* No a la rebaja salarial

*_Cuerpo de delegados de ATE del Hospital Francés Nacionalizado en PAMI_*uerpo. En el hospital, la policía iba y venía. Estaba la Metropolitana, la Federal, Gendarmería. Yo estaba ahí adentro asustada y un camillero del hospital me preguntó si ya me habían hecho las placas y si estaba bien. Cuando le contesté que sí, me dijo: “Bueno flaca andate, porque hay mucha policía y están queriendo engarronar a cualquiera porque hay gendarmes heridos.

 

 

Un programa oficial que “encubre trabajo infantil”

5.7.2017

Luego de decretar, en forma unilateral, la paritaria docente del distrito más rico del país, que contempla un magro aumento del 18 por ciento, la administración de Horacio Rodríguez Larreta realizó una convocatoria destinada a alumnos secundarios con vocación docente, a quienes les ofrece pasantías en “espacios educativos no tradicionales” de dos meses y medio, a contra turno, y un único pago de 4 mil pesos.

4 mil pesos ofrece el ministerio porteño de Educación a jóvenes a punto de terminar el secundario. 

Se trata del programa Elegí Enseñar, impulsado por la cartera conducida por María Soledad Acuña, que UTE-Ctera denunció como “promoción del trabajo infantil”. Su objetivo declarado es “despertar la vocación docente en los alumnos de cuarto, quinto y sexto año de las escuelas medias y de tercer año de los Centros Educativos de Nivel Secundario de la Ciudad”.

Para ello ofrece contenidos teóricos -a través de una plataforma virtual- y prácticos, con clases presenciales en espacios educativos no tradicionales. Culminado el curso, los alumnos reciben un certificado de Líder Educativo.

El pago de 4 mil pesos se acredita una vez que se cumpla con el 75 por ciento de la cursada, tanto presencial como virtual. En total, el curso dura dos meses y medio y cada mes comienza uno nuevo, siempre dirigido a alumnos de entre 16 y 18 años de escuelas públicas de la Ciudad.

Para acceder hay que completar un formulario que, en forma optativa, incluye datos de las redes sociales de los postulantes. En forma obligatoria los candidatos deben responder por qué les interesa la docencia, cómo y cuánto se puede influir en los alumnos, y qué expectativas genera las prácticas ofrecidas. También se deben consignar los datos de la escuela donde estudian.

El secretario gremial de la Unión de Trabajadores de la Educación, Rubén Berguier, denunció que el programa encubre “una forma de promover trabajo infantil”, y un “parche” a la falta de profesores en los colegios de la Ciudad. “Para nosotros hay un paro silencioso en las escuelas porteñas: la falta de personal y las horas que no se cubren configuran una huelga de hecho”, advirtió Berguier, quien agregó que la falta de docentes en el nivel medio ha alcanzado niveles inéditos.

La implementación del programa no fue consultada con los gremios del sector. “No lo avalamos, ni siquiera es un sueldo, apenas pagan por una pasantía”, subrayó Berguier, quien reclama que se declare la emergencia educativa y la Legislatura actúe de forma inmediata “para que haya políticas a largo plazo, en las que podamos participar. Hoy no tenemos estudiantes en los profesorados y necesitamos políticas de promoción de la docencia con salarios acordes”.

y mucho respeto hacia la gente. Es te corres o te piso. Uno a veces se siente más seguro con los vecinos del barrio que con la policía.

 

APU: ¿Vos en particular estabas con tu hijo?

FT: Sí, mi hijo también era parte de la murga. El estaba un poco más lejos de los gendarmes. Cuando empieza a pasar todo esto empecé a buscarlo desesperada en medio de toda la multitud. Todas las criaturas corrían despavoridas. No teníamos a dónde meternos porque no hay veredas. No teníamos cómo cubrirnos de las balas. Lo encontré a mi nene apoyado contra la pared gritando “mamá, mamá”. Ahí lo puse detrás mío y empecé a correr. La calle se me hizo eterna. Cuando empecé a sentir los impactos, no sabía que eran balas de goma. Llegué a la esquina y ahí se me va mi nene. Me manotea una nena de la murga que tiene 12 años. Vio que tenía sangre y me empezó a gritar que no me muera. Ahí me agarró una señora y yo gritaba desesperada porque en la corrida había perdido a mi hijo. Por suerte se había metido en la casa de una vecina. Ahí me metí a la casa también. Cuando mi nene me vio llena de sangre empezó a gritar y por suerte me dijeron que eran balas de goma.

Nos quedamos adentro de la casa esperando que cesaran los tiros. Mi nene ahora tiene 9 años y hasta el día de hoy le sigue teniendo miedo a la policía y eso es algo muy feo porque se supone que él tiene que creer que una persona de una fuerza de seguridad lo va a cuidar, no que lo va a lastimar.

APU: ¿Cuántos tiros recibiste?

FT: Cuando paró todo esto me llevaron al Hospital Piñeiro y ahí en la guardia me hicieron las curaciones. 17 perdigones me sacaron del cuerpo. En el hospital, la policía iba y venía. Estaba la Metropolitana, la Federal, Gendarmería. Yo estaba ahí adentro asustada y un camillero del hospital me preguntó si ya me habían hecho las placas y si estaba bien. Cuando le contesté que sí, me dijo: “Bueno flaca andate, porque hay mucha policía y están queriendo engarronar a cualquiera porque hay gendarmes heridos.

 

Esta página ha sido visitada
1092024 veces