Comunicadores del Sur

www.comunicadoresdelsur.com.ar

 

“Estado de excepción”: Revocaron el sobreseimiento de trabajadores de prensa

12.9.2018

De forma vergonzosa, la Sala III de la Cámara Federal de Casación Penal revocó por mayoría el sobreseimiento de tres trabajadores de prensa detenidos mientras cubrían la represión policial el 1º de septiembre del año pasado. En un comunicado conjunto, el SiPreBA, la RNMA, la CORREPI y el Bloque de Trabajadorxs Migrantes señalaron que “atravesamos un verdadero período de excepción en materia de derechos y libertades democráticas”. Responsabilizaron al gobierno de la Alianza Cambiemos por la medida.

Compartimos el comunicado:

Cambiemos disciplinó la Cámara de Casación

 

Por mayoría, la Sala III de la Cámara Federal de Casación Penal revocó el sobreseimiento de dos trabajadores y una trabajadora de prensa detenidos cuando cubrían la represión policial al finalizar la marcha del 1º de septiembre del año pasado.

Con el voto de Liliana E. Catucci y Eduardo Rafael Riggi, y la oposición de Carlos Alberto Mahiques, el máximo tribunal penal resolvió revocar el sobreseimiento que la Cámara Federal de Apelaciones había dictado respecto de Juan Pablo Mourenza, Ezequiel Medone, y Paola Barriga Montero, tres de las 31 personas detenidas tras la multitudinaria marcha al mes de la desaparición forzada de Santiago Maldonado, mientras que mantuvieron el sobreseimiento de Carlos Ardila Guerra, el cuarto periodista imputado.

El juez federal Marcelo Martínez de Giorgi había procesado, el año pasado, a casi todas las personas detenidas esa noche por intimidación pública y atentado y resistencia a la autoridad. Ese fallo fue apelado por las defensas, y el 6 de diciembre de 2017 la Cámara Federal lo revocó con duros términos, a partir del análisis de las fotos y videos que demuestran  que no se cometieron tales delitos. Así, dispuso la falta de mérito para procesar a la mayoría, y, en el caso de lxs trabajadorxs de prensa, decretó su sobreseimiento.

El fiscal de Cámara Germán Moldes interpuso entonces un recurso de casación, que fue sostenido por su par de Casación Raúl Plée, en el que calificó a los fotógrafos y fotógrafa como “Iracundo tropel… canallas y fascinerosos… bestias… horda vandálica… con altas dosis de ‘travestismo’… a quienes tocó esa vez asistir disfrazados de fotógrafos… tal vez, en la próxima les toque el papel de Arlequín, Colombina o El Zorro…”, entre otra cantidad de improperios.

El 6 de junio de 2018, víspera del Día del Periodista, se realizó la audiencia oral en Comodoro Py, con una importante presencia de referentes de organismos de Derechos Humanos y organizaciones antirrepresivas, así como del SiPreBA (Sindicato de Prensa de Buenos Aires), la RNMA (Red Nacional de Medios Alternativos) y el Bloque de Trabajadorxs Migrantes. Lxs abogadxs de CORREPI, desde la defensa, expusieron las falacias y tergiversaciones del planteo fiscal, y ahora, a más de un año de la movilización represaliada, la Cámara de Casación publicó su decisión contra lxs trabajadorxs de prensa.

Mientras el juez Mahiques -insospechado de cualquier desviación izquierdista- sostuvo que “la decisión [de la Cámara de Apelaciones] cuenta con los fundamentos jurídicos mínimos, necesarios y suficientes, que impiden su descalificación como acto jurisdiccional válido”, y votó por rechazar el recurso de los fiscales, el juez Riggi (a quien habría estado dirigida la coima de José Pedraza en la causa por el asesinato de Mariano Ferreyra) puso de cabeza todos los principios básicos del derecho penal. Con el argumento de que “pueden quedar dudas” sobre si lxs compañerxs participaron o no en los hechos reprochados, decidió que debe continuar el proceso. Literalmente deroga el principio de inocencia y la duda a favor del imputado, con frases como que es necesaria “certeza apodíctica” para sobreseer.

Descaradamente defiende el insostenible fallo del juez Martínez de Giorgi, revocado con reprimendas por la Cámara de Apelaciones por basarse en “afirmaciones dogmáticas” no sustentadas por prueba objetiva, y descree de la condición de trabajadorxs de prensa de lxs compañerxs, a pesar que se les secuestraron chalecos de prensa y cámaras, que se acompañó el video que dos de ellos, integrantes de la Red Nacional de Medios Alternativos, transmitían en streaming live en el momento de ser detenidos y que el SiPreBA acreditó que estaban cumpliendo tareas profesionales.

Por su parte, la Dra. Catucci planteó lo “prematuro” de los sobreseimientos y adhirió al voto de Riggi.

Felizmente quedó firme la desvinculación de la causa de Carlos Ardila Guerra, en cuyo caso, pese a todos sus intentos, no pudieron demoler el cúmulo de evidencia favorable.

Este fallo pone brutalmente en evidencia el nivel de disciplinamiento que el gobierno de Cambiemos ha logrado sobre el aparato judicial en general, y muy particularmente sobre la justicia federal. No es casual la “renovación” de camaristas federales para impedir fallos contrarios a los intereses oficiales, ni la consolidación de nuevas “doctrinas” en espejo a los anuncios del ejecutivo, como aquello de que “la versión de las fuerzas es versión de verdad”, y, por lo tanto, poco importa lo que el resto de las pruebas muestre.

A su vez, sabemos que estas detenciones son parte del recrudecimiento del accionar represivo que busca condicionar la libertad de expresión de aquellxs que intentamos, desde los medios alternativos, comunitarios y populares, registrar la violencia policial y las detenciones al voleo que suelen producirse en las manifestaciones populares.

Conscientes de que atravesamos un verdadero período de excepción en materia de derechos y libertades democráticas, redoblaremos los esfuerzos hasta lograr la desvinculación de la causa de todxs lxs compañerxs, y seguiremos en las calles para decir que protestar no es un delito, y comunicar no es un delito.

 

Contra la represión al conflicto social y a la comunicación popular,

¡Unidad, organización y lucha!

CORREPI, RNMA, SiPreBA y Bloque de Trabajadorxs Migrantes

Juicio por Paragüita: Día 1

12.9.2018

Desde las 8.30 de la mañana del martes 11 de septiembre, más de cien compañerxs se concentramos en Lavalle y Talcahuano para hacernos presentes en la primera jornada del juicio contra Adrián Gustavo Otero. Otero es el policía de la Ciudad que asesinó a Cristian “Paragüita” Toledo el 15 de julio de 2017, quien además quiso matar a dos amigos de Cristian, Dani y Carlitos. Declararon los testigos y querellantes de la causa, junto a Leónidas Medina, mamá de Paragüita, representadxs por Micaela Corzo y María del Carmen Verdú. Por Correpi.

Tras poco más de un año del asesinato de Cristian, familiares y amigos de Dani, Carlitos y Paragüita, el Padre Toto, (cura de la parroquia de Caacupé de la villa 21-24) y distintas organizaciones (Hagamos Lo Imposible, C.RE.AR, La Ciega, Poder Popular, Frente Popular Dario Santillán y La Poderosa), nos encontramos una vez más para exigir justicia en los Tribunales de Talcahuano al 500.

La audiencia estaba prevista para las 9.30, pero empezó recién pasadas las 11. Los tres jueces que conforman el tribunal iniciaron el debate a sala llena. En el centro y a la izquierda, se veían remeras que decían “Paragüita presente”, y eran muchas. Familiares que se organizan en CORREPI, también llevaban las fotos de sus seres queridos asesinadxs por la institución policial.

Luego de la lectura de derechos y de la acusación que realizaran la fiscalía y la querella, la defensa planteó por quinta vez la nulidad de todo lo actuado, como también una excepción por falta de promoción legal de la acción. Estos planteos fueron, una vez más, rechazados por el tribunal. El abogado defensor, Marcelo Pecorelli, afirmó, sin vueltas: “voy a interrogar a (Daniel) Nadalich y a (Carlos) Gavilán no como víctimas sino como imputados”. Se trato de una verdadera confesión anunciada del modo en que hostigaría a los testigos durante el interrogatorio.
Esta forma de proceder en los casos de gatillo fácil no es novedosa: sistemáticamente se investiga a las víctimas en calidad de victimarios.
El primero que tuvo la oportunidad de declarar fue el imputado, quien luego de aclarar que no respondería preguntas, leyó un breve texto y entregó un folleto al tribunal. Luego, declaró el primer testigo por la querella, Daniel Nadalich. Con palabras firmes y claras, pudo relatar la cacería humana que vivieron esa madrugada: el intento de llegar al hospital Penna para salvarle la vida a su amigo, el modo en que Otero le apuntaba a la cabeza desde su vehículo y cómo luego fue puesto tras las rejas. “Durante esa mañana, se escuchaban gritos, bombos; si no fuera por la gente que fue a apoyar, seguiríamos estando ahí”, concluyó.

Más tarde, llegó el momento de Leo, la mamá de Paragüita. Ella no solo relató desde un profundo dolor el momento en que se enteró que Cristian no iba a volver nunca más, sino que hizo que quienes estábamos allí lo conociéramos y supiéramos que era un pibe trabajador, amante del fútbol, y cuánto se lo extraña. “Pido una condena que sea firme (…) a mí lo único que me queda es la foto de mi hijo”.

Cuando le tocó declarar a Carlitos Gavilán, se volvió a revivir todo lo sucedido esa madrugada: el miedo paralizante, y el saber que “uno de nosotros estaba herido”. Ambos testigos relataron que ya estando tirados boca abajo y siendo apuntados por Otero con su arma reglamentaria, le pedían que por favor llamara a una ambulancia, porque su amigo estaba herido. “Dejalo que se muera ese hijo de p***” fue la respuesta que recibieron de este policía, quien también sentenció: “su amigo ya me cagó la vida, me da lo mismo matarlos a ustedes ahora”.

Lo que fuera un anticipo por parte del abogado defensor, se hizo efectivo durante los testimonios de Dani y Carlitos. Pecorelli no ahorró oportunidad de presionarlos mediante insistentes preguntas reiteradas e inconducentes. Más de una vez, tanto el tribunal como la querella y la fiscalía, tuvieron que llamarle la atención por la generación de preguntas repetitivas y mal formuladas.

Luego de una larga jornada de lucha, concluyó la primera audiencia de este juicio que puso al primer policía de la Ciudad en el banquillo de los acusados por gatillo fácil.

La próxima audiencia quedó fijada para el próximo martes 18 de septiembre a las 9.30 de la mañana.

Limpiavidrios asesinado tras denunciar a la Policía de la Ciudad de Buenos Aires

11.9.2018

por Agencia FARCO

Se trata de Andrés Vieira, quién participaba del centro barrial Vientos de Libertad gestionado por el Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE), que entre otras cosas, busca generar fuentes de trabajo para personas en situación de calle.

Andrés Vieira, de 35 años, fue asesinado de cinco balazos, días después de haber denunciado a laPolicía de la Ciudad de Buenos Aires por malos tratos, acoso, apremios y amenazas. El hombre que se ganaba la vida como limpiavidrios, estaba en situación de calle, y participaba del centro barrial Vientos de Libertad, ubicado en el barrio porteño de Once, que pertenece al Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE).

En declaraciones aInformativo FARCO, Sebastián Sánchez, referente de esa organización, expresó:“El maltrato de la policía a los pibes y pibas que viven en la calle es constante. Están muy acostumbrados a esa violencia”. Adrián Vieira se cansó de esa violencia y decidió hacer una denuncia acompañado por una abogada en la fiscalía. Sánchez relató que “esa denuncia se hizo entre el 2 y 5 de septiembre, y el viernes 7 fue el último día que visitó el centro barrial”.

El militante del MTE recordó:“Andrés tenía dos sueños en la vida, uno era dejar la falopa, y otro recuperar a su hijo, algo que estaba encaminado”. Sin embargo, el sábado a la madrugada Andrés fue asesinado de cinco tiros, que provinieron de un auto sin patente, que dejó tirado el cuerpo y se fue.

“Estamos muy consternados, muy dolidos, para nosotros no es una noticia más, no es una vida más. Era un pibe que realmente estaba atravesado por todas problemáticas, víctima de este tipo de sociedades que a veces funcionan para unos pocos, y termina descartando a muchos de nuestros pibes, cuyo único delito, parece ser, es ser pobres. Y cometer ese delito, es la exclusión, la marginalidad, la violencia, que te peguen cinco tiros y te maten”, reflexionó Sánchez. Y advirtió: “No es la primera vez que pasa. Andrés hoy participaba de nuestros espacios, y nosotros como organización social y política intentamos que esto sepa. Pero es algo que pasa constantemente el maltrato de la policía”.

Desde el MTE reclaman al gobierno de la ciudad, encabezado por Horacio Rodríguez Larreta un parador para las personas en situación de calle que funcione como corresponde. Además remarcan la necesidad de “empoderar a cada uno para que exploten los potenciales que ellos tienen y acompañarlos de verdad”.

Por primera vez, un policía de la Ciudad será juzgado por gatillo fácil

10.9.2018

Por Malena Ambas
Este martes 11 a las 9:00h en Talcahuano 550 se realizará la primera audiencia del juicio por el asesinato de Cristian "Paragüita" Toledo. El policía Adrián Gustavo Otero se encuentra procesado y en prisión preventiva. 

Este martes 11 a las 9:00 se realizará la primera audiencia del juicio por el asesinato de Cristian "Paragüita" Toledo en Talcahuano 550. El bombero de la policía de la Ciudad de Buenos Aires, Adrián Gustavo Otero, se encuentra procesado y con prisión preventiva por "homicidio agravado por el uso de arma de fuego y abuso de su condición de integrante de una fuerza de seguridad".

Se trata del primer efectivo de la Policía de la Ciudad que será juzgado. La nueva fuerza de seguridad, acumuló un récord de 24 casos de fusilamiento por gatillo fácil según las estadísticas de nuestro Informe Anual de la Situación Represiva.

El 15 de julio de 2017, "Paragüita", y dos amigos, Dani y Carlitos, volvían de bailar en auto. A raíz de una discusión de tránsito el bombero de la Policía de la Ciudad, Adrián Gustavo Otero, comenzó a perseguirlos y disparar contra los tres chicos. Otero portaba su arma reglamentaria y no estaba cumpliendo funciones. Ocho balas impactaron en el auto, una de las cuales llegó al tórax de Cristian y le causó la muerte en forma casi inmediata. Dani y Carlitos, inicialmente acusados por robo, fueron liberados, y hoy son querellantes en la causa, junto a Leónidas Medina.

"Otero hizo lo que siempre están acostumbrados a hacer: sacar su arma reglamentaria y disparar para matar a la persona que tiene enfrente. En este caso se llevó la vida de Cristian pero también trató llevarse la vida de Dani y de Carlitos", sostuvo en una conferencia de prensa realizada en Télam la abogada de la causa, Micaela Corso. 

La madre de Paragüita convocó a acompañar en la audiencia. "Los invito para que me acompañen. Que se haga justicia porque la vida de mi hijo nadie me la devuelve. Para que no pase más. Se supone que la policía nos tiene que cuidar. Salimos a la calle a luchar porque no voy a dejarlos en paz hasta que se haga justicia".

Por su parte, la abogada María del Carmen Verdú, de la Correpi, sostuvo: "Es el primer juicio en el cual hemos logrado sentar en el banquillo de los acusados a un integrante de la Policía de la ciudad" y agregó: "Antes de haber cumplido un año de existencia ya tenían registrado 24 hechos de gatillo fácil. Uno de esos primeros casos fue el de Cristian el Paragüita Toledo".

Además, la abogada resaltó la organización social que permitió la difusión del caso y la fijación del juicio. "La intervención del Padre Toto, los vecinos, las organizaciones del barrio, las organizaciones antirepresivas, fue la que permitió tumbar la versión oficial, mentirosa, falaz. Además solicitar la prisión de Otero y la elevación a juicio", expresó Verdú.

Por último señaló: "El juicio viene con el tono de época porque la tesis de la defensa es que la acusación contra el policía Otero es parte del complot troskokirchnerista". 

 

 

Por Juan Pablo

10.9.2018

 

A 9 meses del asesinato de Juan Pablo Kukoc a manos del policía Luis Chocobar, un conjunto de madres del barrio de La Boca cuyos hijos fueron víctimas del gatillo fácil y la violencia institucional por parte de la fuerzas de seguridad, convocan a reunirse este martes a las 11.00 en Martín Rodríguez 948 (CABA). Estará presente Luis Alberto Santillán.
 

Dicen en su convocatoria:

"Queremos repudiar y denunciar la impunidad y la violencia como políticas de muerte de este sistema injusto. Frente a esta situación donde el accionar de las fuerzas de seguridad en los barrios más humildes es cada vez más hostil, las madres nos pusimos de pie y decidimos juntarnos para convertir el dolor en lucha y organización.  Sentimos la profunda necesidad de debatir en conjunto el camino a seguir con quienes siempre nos acompañaron en nuestra lucha.  Es por esto que convocamos a nuestros vecinos, a las organizaciones del barrio y a los medios comunitarios a encontrarnos el día 11 de Septiembre a las 18 horas en Martín Rodríguez 948, entre Olavarría y Suárez, La Boca.  ¡¡¡Los esperamos!!!

Primer policía de la Ciudad en el banquillo de los acusados por gatillo fácil 10.9.2018

El martes 11 de setiembre 9 tendrá lugar la primera audiencia del juicio al policía de la Ciudad de Buenos Aires, Adrián Gustavo Otero, por el asesinato de Cristian “Paragüita” Toledo, quien será el primero en ser llevado a juicio de esta nueva fuerza de seguridad que, en su primer año de actuación, acumuló un récord de 24 casos de fusilamiento por gatillo fácil según las estadísticas de nuestro Informe Anual de la Situación Represiva. Por todo esto, se convoca a una conferencia de prensa que tendrá lugar este lunes 10 de septiembre a las 12 hs en Télam, Av. Belgrano 347

 

CONFERENCIA DE PRENSA

Primer policía de la Ciudad en el banquillo de los acusados por gatillo fácil

En la mañana del sábado 15 de julio de 2017, “Paragüita”, y dos amigos, Dani y Carlitos, regresaban a sus casas en la Villa 21-24 en el auto de uno de ellos cuando, a raíz de una discusión de tránsito, Otero comenzó a perseguirlos con su vehículo y a disparar reiteradamente contra los tres chicos. Ocho balas impactaron en el auto, una de las cuales llegó al tórax de Cristian y le causó la muerte en forma casi inmediata.

Como de costumbre, el policía argumentó un supuesto intento de robo, versión que fue rápidamente desmentida por las pericias, testimonios e imágenes de las cámaras de seguridad. Debe tenerse en cuenta que en el lugar donde finalmente finalizó el raid y sus alrededores, la única arma que se secuestró fue la de marca ‘Browning 9mm’, perteneciente a Otero. Asimismo, se secuestraron únicamente vainas y cartuchos correspondientes a esa arma y exclusivamente, en el automóvil del policía.

Dani y Carlitos, inicialmente acusados por robo, fueron liberados, y hoy son querellantes en la causa, junto a Leónidas Medina, la mamá del Cristian, acompañados técnicamente por María del Carmen Verdú y Micaela Corzo, ambas abogadas y militantes de CORREPI. Con la lucha de los familiares, amigos y vecinos de Paragüita, de las organizaciones sociales del barrio y antirrepresivas logramos este primer triunfo popular: lograr llevar a juicio a asesino de Paraguita.
Ahora vamos por una condena ejemplar: cadena perpetua por homicidio calificado de Paragüita y por tentativa de homicidio de Dani y Carlitos.

*Por todo esto, convocamos a una conferencia de prensa que tendrá lugar este lunes 10 de septiembre a las 12hs en Télam, Av. Belgrano 347*

Esta página ha sido visitada
veces